El Instituto e-Learning del Seguro entrevista a Pablo Muelas, Socio Responsable del Área de Seguros y Reaseguros del Despacho Jurídico HOGAN LOVELLS

Pablo Muelas (Socio Responsable del Área de Seguros y Reaseguros del Despacho Jurídico HOGAN LOVELLS): «Los centros de formación son la principal fuente de conocimiento de los distribuidores. Buenos centros de formación darán buenos profesionales de la distribución».

¿Qué papel cree usted que juega la formación para los profesionales de la distribución de seguros?

La formación en los servicios profesionales, en general, es la base del valor que se pretende vender. En el caso de los profesionales de la distribución de seguros es, además, la garantía del correcto cumplimiento del marco legal aplicable y, si se quiere, la única forma de reivindicar la profesión frente a otras modalidades de distribución de seguros “desintermediadas”.

La formación en los servicios profesionales, en general, es la base del valor que se pretende vender.

¿Cómo considera que debe ser una formación de calidad y de utilidad en el sector asegurador?

Ajustada a las necesidades, actualizada, práctica, continua e interactiva, y guiada por formadores expertos y experimentados en cada una de las materias.

Una formación de calidad debe estar guiada por formadores expertos y experimentados en cada una de las materias.

¿Cree que el profesional de la distribución de seguros de nuestro país está bien formado hoy en día?

Es un colectivo tan amplio que admite todo tipo de casos. No obstante, la presión normativa está obligando, por una parte,  a que los distribuidores se tomen muy en serio la formación; y por otra, la mayor exigencia de los clientes traslada a los distribuidores la necesidad de prestar un buen servicio, es decir, estar bien preparado para hacerlo.

La mayor exigencia de los clientes traslada a los distribuidores la necesidad de prestar un buen servicio, es decir, estar bien preparado para hacerlo.

Desde su punto de vista, ¿qué aportación de valor cree que deben ofrecer los centros de formación?

Los centros de formación son un eslabón clave. No solo porque cumplen una función preceptiva, sino porque son la principal fuente de conocimiento de los distribuidores. Buenos centros de formación darán buenos profesionales de la distribución. Por último, son un nudo de interrelación entre colegas, una plataforma privilegiada en la que desarrollar networking, además de compartir dudas e inquietudes.

Los centros de formación son la principal fuente de conocimiento de los distribuidores. Buenos centros de formación darán buenos profesionales de la distribución.

¿Qué valoración le merece la formación online o telemática como método de formación hoy en día?

Creo que es un avance sin retorno. Se podrá dudar si incorporar componentes presenciales a la formación online; lo que nadie discute es que la formación a futuro será online principalmente. Si está bien diseñada, no ofrece desventajas frente a la tradicional, y sí muchas ventajas.

La formación a futuro será online principalmente. Si está bien diseñada ofrece muchas ventajas.

¿Hacia dónde cree que evolucionará la formación de los distribuidores de seguros en un futuro?

La formación del futuro, a mi juicio, es la que ya podemos disfrutar en el presente. La pandemia ha colocado la formación online en el sitio que le aguardaba en el futuro: flexibilidad (visionado en offline), interactividad, diversidad de fuentes y materiales, tutor/consultorio online, individualización de la formación, relación continuada en el tiempo, servicios complementarios a la formación…

La pandemia ha colocado la formación online en el sitio que le aguardaba en el futuro.

¿Qué supone para usted pertenecer al Consejo Académico del Instituto e-Learning del Seguro? ¿Cuáles son sus funciones dentro de este Consejo Académico?

Es un honor integrar el Consejo Académico del Instituto e-learning, tanto por la posibilidad que ofrece esta posición para contribuir a la mejor formación de los distribuidores, como por los extraordinarios “compañeros de viaje” que tendré, de los que sin duda aprenderé mucho.

¿Desea añadir algún comentario o información adicional?

La existencia de un Consejo Académico en el marco de un centro de formación no es una regla general. Los casos que conozco, en otros ámbitos, son muy positivos; inspiran debates y reflexiones que añaden un punto más de calidad a la formación “reglada”, consiguiendo con ello profesionales más maduros desde un punto de vista de conocimiento. Ojalá podamos acercarnos a ese objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *